Marco Conceptual/ Grupo Objetivo.

Comparte esta publicación:

Tweet Compartir Imprimir Mail

Menos Pobreza, Más Desarrollo

Marco Conceptual

La pobreza se entiende principalmente como la ausencia o privación del bienestar, como un fenómeno que expresa, ante todo, la vulneración de los derechos humanos, resultado de injustas relaciones sociales y políticas (SENPLADES,2014). La pobreza se refiere a las privaciones de las personas u hogares en la satisfacción de sus necesidades básicas, en particular las necesidades materiales. Desde la perspectiva de las consecuencias observables de la pobreza, los métodos principales de medición son dos (cf. Vos, 1998): el método indirecto (o método del ingreso o consumo) y el método directo (o método de las necesidades básicas insatisfechas o de los indicadores sociales). (SICES, 2017).

La pobreza por ingresos mide el porcentaje de personas cuyo ingreso per cápita se encuentra por debajo de la línea de pobreza de ingresos (canasta mínima de bienes y servicios para satisfacer necesidades alimenticias y no alimenticias), respecto del total de la población. La pobreza extrema por ingresos representa el número de personas cuyo ingreso per cápita es inferior al valor de la línea de pobreza extrema, expresado como porcentaje de la población total, en un período determinado. Se define como pobres extremos a aquellas personas que pertenecen a hogares cuyo ingreso per cápita, en un período determinado, es inferior al valor de la línea de pobreza extrema (canasta básica de bienes alimenticios, que refleja el costo necesario para satisfacer los requerimientos nutricionales mínimos). (SICES, 2017).

El Bono de Desarrollo Humano (BDH) es una transferencia monetaria dirigida a familias que cumplan las condicionalidades de corresponsabilidad en educación y salud (MIES, 2016), constituye parte de la política pública para combatir la pobreza extrema.

El Crédito de Desarrollo Humano es un mecanismo de anticipo del bono de desarrollo humano, para el desarrollo de actividad productiva, promoviendo la inclusión financiera de los usuarios del BDH, fomentando de esta manera el desarrollo social, humano y productivo de las personas y sus familias, generando oportunidades sustentables para la producción, que conlleven a la consolidación del mejoramiento de sus condiciones de vida, incrementando de manera paulatina los ingresos del núcleo familiar. (Coba & Díaz, 2014; MIES, 2014).

Grupo Objetivo

La población objetivo[1] sería 330 mil hogares en extrema pobreza por ingresos. Considerando que cada hogar tiene 1,12 núcleos familiares, la cantidad de núcleos familiares beneficiarios del BDH sería 370 mil.

Beneficios

El Bono de Desarrollo Humano, produce un incremento directo en el ingreso de la familia, garantizando un nivel mínimo de consumo, a fin de reducir la pobreza extrema por ingresos. El BDH mediante el mecanismo de corresponsabilidad fomenta el cumplimiento de las familias para el acceso permanente a servicios de educación y salud. De esta forma el BDH asegura un piso de protección social, rompiendo la transmisión intergeneracional de la pobreza mediante el fortalecimiento del capital humano en las nuevas generaciones.

El Crédito de Desarrollo Humano, permite mediante el adelanto del BDH acceder a un crédito en condiciones preferenciales, para invertir estos recursos en iniciativas productivas, mejorando los ingresos, propiciando la movilidad social ascendente y salida de la pobreza extrema.

Descripción de las instituciones que dan apoyo

Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES): Es responsable de la administración del Bono de Desarrollo Humano variable y del Crédito de Desarrollo Humano.

Secretaría Técnica Plan Toda una Vida: Es responsable del registro social, establecimiento de los criterios de elegibilidad, políticas y planes, coordinación y seguimiento al cumplimiento del Bono y Crédito de Desarrollo Humano.

Instituciones del sector financiero: Las instituciones del sector financiero público como BanEcuador, Bancos Privados y las Cooperativas de Ahorro y Crédito, brindan servicios a los usuarios del BDH como puntos de pago. Para el caso del Crédito de Desarrollo Humano, éste es desembolsado por BanEcuador.

 

Bibliografía:

Araújo M., Bosch M., y Schady N., (2017). Pueden las transferencias monetarias ayudar que los hogares escapen de una trampa intergeneracional de pobreza. Documento de Trabajo N° 767 Banco Interamericano de Desarrollo.
Coba E. y Díaz J., (2014). El Crédito de Desarrollo Humano Asociativo en la Economía Popular y Solidaria de la Provincia de Tungurahua – Ecuador. Analítika, Revista de Análisis Estadístico, 4 (2014). Vol. 7(1) Pag. 33-47.
Mideros A. (2016). Evolución de la pobreza en el Ecuador: Logros de la revolución ciudadana y desafíos actuales. Recuperado de http://andresmideros.com/index.php/2014-08-13-15-41-09/erradicar-pobreza
Ministerio de Inclusión Económica y Social –MIES, (2016). Reporte Mensual de Aseguramiento no Contributivo y Movilidad Social a diciembre 2016.
Rosero, L. y Ramos, M., (2016). El Estado del Buen Vivir. Bono de Desarrollo Humano. Ministerio de Inclusión Económica y Social. Quito. Ecuador.
SiCES (2017). Sistema Integrado de Conocimiento y Estadística Social, Ministerio Coordinador de Desarrollo Social.
 Sousa R., Regalia R. y Sampini M. (2013). Condiciones para el éxito de la puesta en práctica de programas de transferencias monetarias condicionadas: Lecciones de América Latina y el Caribe. Resumen de Políticas # IDB-PB-192. Banco Interamericano de Desarrollo.
Instituto Nacional de Estadística y Censos –INEC. (2016). Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo – ENEMDU.
[1] La población objetivo se ha tomado de las metas establecidas por la Secretaría Técnica del Plan Toda una Vida.