Miles de personas participaron del Circuito “Toda Una Vida Sin Violencia”

Rocío de Moreno participó en el Circuito "Toda Una Vida Sin Violencia".

Quito, (Pichincha). – Jessica Cauritongo llegó desde muy temprano al parque Bicentenario, en Quito, para participar en el Circuito “Toda una Vida sin Violencia”, que se realizó hoy domingo 26 de noviembre. Acompañada de su hermana Katherine, su vecina Jenny Ayala, Emperatriz Alarcón y Luis Rodrigo, quien tiene discapacidad física, arrancó el circuito.

Mientras superaban las diferentes pruebas en las cinco estaciones su equipo difundía mensajes de respeto a las mujeres para erradicar la violencia, objetivo central del evento lúdico y deportivo. “Estas actividades me parecen muy importantes, yo fui víctima de violencia en mi hogar y gracias a Dios pude tener la fuerza para superar y separarme del agresor, una tarea muy difícil”, señaló al recibir su medalla luego de concluir todas las pruebas.

Su vecina Jenny también relató la agresión que vivió su sobrina a quién su esposo hirió con un arma de fuego. “Este es un drama social que hemos vivido casi todos en el hogar o con algún familiar, por eso es importante endurecer las leyes contra los agresores y tener ayuda psicológica y legal, porque quién le disparó a mi sobrina está en la cárcel, pero cuando salga no sabemos si tomará represalias”, enfatizó Ayala.

Son cientos de mujeres víctimas de la violencia que participaron de esta iniciativa inclusiva y solidaria. “Esta unión, que se ve reflejada con la presencia de todos los sectores de la sociedad, es fundamental para esta urgente tarea que tenemos para erradicar la violencia contra la mujer”, señaló Rocío de Moreno, presidenta del Comité Interinstitucional Plan “Toda una Vida”.

Rosana Alvarado, ministra de Justicia, recordó que el femicidio es el acto final de una agresión. “Se pueden enumerar actos de violencia contra la mujer cotidianos que parecen normales, como el acoso sexual en los buses, los golpes que reciben en los hogares por no tener caliente la comida y otros. Por eso es necesario que los padres y hermanos se comprometan para que ellos les digan a las mujeres de su casa que rompan el silencio y denuncien a los agresores, porque el amor no asesina”, enfatizó

Rocío de Moreno, junto a Bibiana Aído de ONU Mujeres, Melany Herrera, deportista, Irma Bautista, coordinadora Nacional de las Mujeres Negras y Wilson Rojas, representante de las personas con discapacidad, formaron un equipo y participaron del circuito. Superaron pruebas como el baile del palo,el juego del Jenga, encestaron en un aro de básquet y participaron en una demostración de judo y defensa personal. Superaron todas las pruebas y se llevaron la medalla y el diploma.

“Esta unión, que se ve reflejada con la presencia de todos los sectores de la sociedad, es fundamental para esta urgente tarea que tenemos para erradicar la violencia contra la mujer”, Rocío de Moreno, presidenta del Comité Interinstitucional Plan “Toda una Vida”.

Andrea Sotomayor, ministra del Deporte también comandó uno de los equipos que participó del circuito, ella dejó claro que las mujeres no somos el sexo débil, “somos valiosas, responsables, trabajadoras y solidarias, entre muchas otras características, que deben traducirse en hechos. A mis hijos varones les he enseñado que el respeto a las mujeres no viene por añadidura, sino que se le debe inculcar y cultivar”, indicó.

Al finalizar el evento, los participantes disfrutaron de un concierto con Pamela Cortés y Daniel Betancourt.

Este evento formó parte de varias actividades que desarrolló el Gobierno Nacional para concientizar y erradicar la violencia en contra de las mujeres.