INDUCCIÓN INICIAL PARA GESTORES SOCIALES Y BRIGADISTAS DE LAS MISIONES LAS MANUELAS Y CASA PARA TODOS

Capacitación de las Brigadas Las Manuelas

“Hubo abandono en los últimos años de esa atención prioritaria, que nuevamente va a ser posible, como cuando dirigía el proyecto el Presidente Lenín Moreno. El compañerismo que vamos a vivir los ecuatorianos es trascendental en la Misión Las Manuelas”

La secretaria técnica del Plan Toda una Vida, Irina Cabezas, inauguró este jueves 10 de agosto la primera jornada de capacitaciones para gestores sociales y brigadistas de la Misión Las Manuelas y del programa Casa Para Todos, quienes obtendrán la preparación necesaria para su entrada en territorio, desde un enfoque de discapacidad.

“Este programa solidario es fundamental para recorrer el país, bajo el espíritu de lo que fue la Misión Solidaria Manuela Espejo. Vamos a estar en las calles, golpeando las puertas, para saber cuántas personas son y qué necesitan, este es uno de los programas de esencia de este Gobierno”, dijo la secretaria técnica, quien recordó que las brigadistas tendrán el respaldo y acompañamiento de efectivos de las Fuerzas Armadas.

“Hubo abandono en los últimos años de esa atención prioritaria, que nuevamente va a ser posible, como cuando dirigía el proyecto el Presidente Lenín Moreno. El compañerismo que vamos a vivir los ecuatorianos es trascendental en la Misión Las Manuelas”, agregó la secretaria de Estado.

El evento se celebró en el auditorio de la Secretaría Técnica Plan Toda una Vida, en Quito, donde participaron aproximadamente 80 brigadistas de Pichincha, quienes recibieron la inducción de técnicos expertos de esta entidad pública y del Consejo Nacional para la Igualdad de Discapacidades (Conadis), dentro de una metodología de presentaciones participativas y evaluación de conocimientos al finalizar la capacitación, que se desarrolla en dos días.

“Los compañeros brigadistas son los gestores de toda esta maravilla que hemos pensado para Casa Para Todos y Las Manuelas, son los portadores de las necesidades que tiene la población, ellos van a sacar la información para saber cómo direccionarnos y cómo aplicar la política pública”, expresó Lorena Brito, responsable de temas de comunidad de la Presidencia de la República.

El proceso continuará en todo el territorio nacional, pero las primeras ciudades en capacitar a los equipos técnicos son Guayaquil y Manta, entre el viernes 11 y domingo 13 de este mes, es decir que, en el Feriado, capacitadores, brigadistas y autoridades continuarán sus labores con el objetivo de agilizar el desarrollo de los programas en beneficio de la ciudadanía en condición de vulnerabilidad.

El siguiente paso, tras estas primeras jornadas de capacitación, será la activación de las brigadas en territorio desde el lunes 14 de agosto, para identificar a las personas con discapacidad que requieren atención prioritaria, lo cual “dignificará a la sociedad ecuatoriana”, replicó Irina Cabezas, citando al Presidente Lenín Moreno.

Además, la Secretaria Técnica recalcó que el registro que realizarán las brigadas Las Manuelas no tiene ningún tipo de costo para los beneficiarios, quienes solamente pueden recibir la atención de parte del personal con identificación correcta y que estará acompañado por un efectivo militar.

Actualizado a junio de 2017, en Ecuador se registran 434.348 personas con discapacidad, que requieren atención prioritaria mediante mecanismos de respuesta, que contribuyan no solamente a satisfacer las necesidades básicas, sino que promuevan el desarrollo de sus capacidades a través de espacios dedicados a su inclusión.

La Secretaría Técnica Plan Toda una Vida promueve la atención integral de personas con discapacidad desde el plano de derechos, a través de la entrega de ayudas técnicas, pensiones asistenciales, vivienda, inclusión laboral, inclusión educativa, inclusión comunitaria, y generación de políticas y acciones encaminadas a erradicar todo tipo de violencia.

Cabe destacar que en el marco del programa Casa para Todos, el Estado entregará 10.000 viviendas accesibles para personas con discapacidad en situación vulnerable, que no poseen vivienda propia o con déficit cuantitativo.