Programa Misión Ternura

Programa Misión Ternura

1. Objetivo
Impulsar el desarrollo infantil integral de niñas y niños menores de 5 años con énfasis en los 1000 primeros días de vida, a través del diseño e implementación de mecanismos de política pública y coordinación interinstitucional, nacional y local.

2. Metas

a) Disminuir la desnutrición crónica del 23,9% al 14% hasta el 2021 en niños menores a 5 años.
b) Erradicar la desnutrición crónica en niños menores a 2 años (24,8% )
c) Pasar del 42,5% al 65% de niños menores a 5 años que participan en programas de desarrollo infantil o educación inicial.
d) El 75% de los niños y niñas menores a 3 años que participan en programas de desarrollo infantil público corresponderán a familias pobres y vulnerables por ingresos.

3. Antecedentes
Como parte de los compromisos presidenciales asumidos por el Gobierno Nacional del Ecuador con los sectores más vulnerables de la población, estuvo la atención integral a las niñas y niños menores de 5 años.

La nutrición es una arista importante de la atención integral, en ese sentido la reducción de la desnutrición crónica infantil ha sido el principal tópico de la política pública de nutrición en estos últimos años sin embargo, en el Ecuador el 23,90% de niños y niñas menores de 5 años sufren desnutrición crónica (ECV 2014).

En referencia a lo anterior, a partir del 2009, el Gobierno Nacional inició la Estrategia Nacional de Desnutrición Crónica a cargo del Ministerio Coordinador de Desarrollo Social (MCDS) con acciones articuladas con los Ministerios del Sector Social: Ministerio de Salud Pública (MSP), Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), Ministerio de Educación (MINEDUC), incluyendo a otros sectores como el Ministerio de Agricultura Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP) y Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (MIDUVI), con el propósito de consolidar una estrategia comprensiva que articule intervenciones sectoriales en territorios priorizados.

Para darle continuidad a este proceso, en el 2012 inició la Estrategia Nacional Intersectorial para la Primera Infancia: Infancia Plena; que fue liderada por el MCDS y ejecutada por los Ministerios que formaron parte del Consejo Sectorial de Políticas Sociales de manera intersectorial e integralmente, buscaba potenciar el desarrollo integral de las niñas y niños menores de 5 años considerando como condicionantes de su futuro a: las situaciones como desarrolla el embarazo, la estimulación temprana, la educación, la nutrición y el afecto. Todos estos aspectos enmarcados en un enfoque de derechos, considerando el territorio, la interculturalidad y el género para asegurar el acceso, cobertura y calidad de los servicios.

La Estrategia Nacional Intersectorial para la Primera Infancia: Infancia Plena estuvo orientada a reducir las inequidades, equiparando el punto de partida en el proceso de desarrollo humano, desde el proceso de gestación.

En ese mismo sentido, el Plan Nacional para el Buen Vivir 2013-2017 representó el horizonte del compromiso del Estado ecuatoriano con la primera infancia, por ello se propuso dar atención de salud, educación, desarrollo infantil a todas las niñas y niños del país, priorizando a quienes se encuentran en condiciones de pobreza y extrema pobreza. Cabe mencionar en este punto que la primera infancia es la etapa del ciclo vital donde se estructuran las bases fundamentales del desarrollo humano: físicas, psicológicas, sociales y emocionales, que se irán consolidando en las fases posteriores del desarrollo humano es por ello que la inversión en la primera infancia es la que mayor retorno económico y social demuestra, pues los efectos positivos e actuar hoy, repercutirán en el desarrollo del país por generaciones, creando mayor equidad.

El 2015 fue el periodo en que se Institucionalizó la Política Pública de Nutrición en el MCDS a través del Proyecto Emblemático Acción Nutrición cuyo objetivo fue el contribuir a erradicar la desnutrición crónica de niños y niñas menores de 5 años, con énfasis en territorios con altas tasas de desnutrición y en situación de mayor vulnerabilidad.

Como primera actividad de la estrategia Acción Nutrición se impulsó un operativo de búsqueda activa de niñas y niños con DCI en territorios con mayor afectación del problema y pertenecientes a hogares vulnerables o extremadamente vulnerables del país, con el objetivo de focalizar acciones y realizar su seguimiento.

En el 2017, con fecha 24 de mayo por Decreto Ejecutivo No.7, el Ministerio de Coordinación de Desarrollo Social se transforma en la Secretaría Técnica del “Plan Toda una Vida” y en concordancia a ello, mediante Decreto Ejecutivo No. 11 de 25 de mayo de 2017, se crea la Secretaría Técnica del Plan “Toda un Vida”, adscrita a la Presidencia de la República encargada de la ejecución de la Misión “Las Manuelas” y la coordinación para la implementación de la Misión “Toda una Vida”.

En referencia a lo anterior, preciso mencionar que en el artículo 3 del referido Decreto se establece: “Créase el Comité Interinstitucional del Plan “Toda una Vida”, que tiene como finalidad coordinar y articular las políticas, lineamientos y acciones que permitan la implementación conjunta de las Misiones “Toda una Vida” y “Las Manuelas”, el Comité tal como se lo establece en el Decreto 11, estará conformado por miembros permanentes: Un delegado del Presidente de la República, el Secretario Nacional de Planificación y Desarrollo o su delegado permanente, el Ministro de Salud Pública o su delegado permanente, el Ministro de Educación o su delegado permanente, Ministra de Inclusión Económica y Social o su delegado permanente, Ministro de Desarrollo Urbano y Vivienda o su delegado permanente, Ministro de Economía y Finanzas o su delegado permanente, El Secretario Nacional de la Política o su delegado permanente, quienes actuarán con voz y voto, mismos que tendrán las siguientes atribuciones:
– Definir lineamientos para la construcción del “Plan Toda una Vida”
– Aprobar el “Plan Toda una Vida” y, definir mecanismos para la operativización de la Misión “Toda una Vida” y la Misión “Las Manuelas”;
– Desarrollar lineamientos para la coordinación, seguimiento, monitoreo y evaluación del “Plan Toda una Vida”; y,
– Aprobar los informes de la Secretaría Técnica adscrita a la Presidencia de la Republica prevista en el presente Decreto Ejecutivo.
Adicional a ello, el artículo 7 del referido Decreto, establece que la Secretaría Técnica será la encargada de ejecutar las acciones y estrategias para la implementación de la Misión “Toda una Vida”, así como la identificación, registro y actualización de la información de los beneficiarios de programas y proyectos establecidos por el Comité Interinstitucional del Plan Toda un Vida, en el Registro Social, y definirá las políticas y lineamientos para selección y acompañamiento de beneficiarios.

4. Diagnóstico (Situación actual)
El desarrollo integral infantil supone impulsar el crecimiento de niñas y niños en los tres aspectos: físico, emocional e intelectual. En los primeros 5 años se da el mayor crecimiento y desarrollo cerebral, por lo que este es el periodo de aprendizaje más intenso de la vida, donde se desarrolla también su capacidad de comunicación y lenguaje.
La etapa prenatal y los primeros 5 años, especialmente la etapa de los 1000 primeros días de vida, son determinantes para el desarrollo físico, intelectual y emocional.
En referencia a lo anterior es preciso indicar que la etapa de embarazo y los primeros 24 meses de vida representan la ventana de oportunidad más importante para prevenir daños irreversibles, tomando en cuenta que es la época de mayor crecimiento y desarrollo de su cerebro. Se forman las bases del desarrollo cognitivo (capacidad de aprender).
Por esta razón las mujeres embarazadas, las y los recién nacidos y niñas y niños hasta los 5 años son parte del Programa Misión Ternura.
En Ecuador el INEC estima que cada año nacen 330.000 niños vivos, por ello es preciso comprender que la desnutrición en todas sus formas tiene un complejo entramado de causas y factores asociados, y que la falta de ingresos o acceso a alimentos no es la principal, tiene otras implicancias como por ejemplo la educación de las madres, padres y de toda la familia, en temas referentes a temas de crianza y alimentación complementaria, así como la vinculación de las niñas y niños con el sistema de salud para prevenir riesgos y atender adecuadamente los problemas de salud si existieren.
Más aun, en los niños y niñas menores de cinco años la desnutrición se relaciona directamente con las condiciones en las que se desarrolló el embarazo de la madre y con el cuidado desde el nacimiento.
En Ecuador, la encuesta ENDEMAIN 2004 revela que el 20 por ciento de las madres NO fueron conscientes de lo inadecuado del peso de su hijo al nacer.
La desnutrición crónica en el país alcanza el 23.9% en niños y niñas menores de 5 años. Afecta en mayor medida a las niñas y niños que nacen en zonas rurales, cuyas madres tienes menores niveles de educación, en viviendas con pisos de tierra y con bajo acceso a agua segura y saneamiento. La prevalencia de desnutrición crónica es casi el doble en niños y niñas indígenas que en mestizos (42.3% vs 24.1%). Las prevalencias más altas en DCI se concentran en la Sierra Central: Chimborazo (48,8%), Bolívar (40,8%), Tungurahua (35,2%); Cañar (35,1%); Santa Elena (37,3%) y el Cantón Pichincha de Manabí (75%.
Así también la desnutrición crónica afecta el doble a niños que nacieron en la casa o los hijos de madres que no recibieron controles de salud prenatales; así mismo, la desnutrición crónica es superior en aproximadamente un 36 % en aquellos niños que no asistieron a controles postnatales, al igual que en los hijos de madres que no recibieron asesoría nutricional.
Es preciso mencionar que el retardo en talla es mayor en el quintil más pobre 36.5% vs 13.8% en el quintil más rico. En los primeros 5 meses de vida el retardo en talla alcanza 9.5%, y aumenta dramáticamente entre 6 y 11 meses a 19.9%, justo cuando se inicia la alimentación complementaria a la leche materna (ENSANUT 20012)
En cuanto a la anemia, a nivel nacional según la ENSANUT 2012 cerca de 1 de cada 4 niñas y niños de 0 a 5 años la padece en el Ecuador, siendo más pronunciada al cumplir el primer año edad en donde 6 de cada 10 niños se ve afectado por este problema. Además, la pobreza y la instrucción de la madre o la etnia de pertenencia son factores que están fuertemente asociados a este problema.
En la actualidad, hay brechas y desigualdades que se requiere corregir en los primeros años de vida de niñas y niños, considerando que la etapa del embarazo y los primeros 24 meses de vida representan la ventana de oportunidad más importante para prevenir daños irreversibles en el desarrollo intelectual, emocional y social que determinarán las oportunidades a futuro de esos niñas y niños.
La desnutrición tiene causas socioeconómicas, políticas y culturales, está motivada por factores del entorno familiar y de la comunidad: falta de acceso a alimentos, prácticas de higiene, cuidado personal, falta de educación e información y por factores externos, como la distribución.
El estudio de Insuficiencia Nutricional en el Ecuador (BM 2007, en base a ENDEMAIN 2004) estimó que un aumento del 20% de conocimiento en la evaluación de sus hijos al nacer reduciría 5,6% la tasa de desnutrición crónica, en tanto que un aumento del 8 por ciento en los ingresos generaría una reducción de alrededor el 2,5 por ciento en la malnutrición.
Durante los últimos años, existen varias tendencias negativas que se vinculan con la desnutrición, así por ejemplo, la lactancia materna, que es una práctica fundamental para asegurar una adecuada nutrición y protección contra enfermedades en los primeros meses de vida se redujo.
De acuerdo a la DEIN 2010, la lactancia materna exclusiva (durante los primeros 6 meses de vida) se redujo en un 16% respecto a los valores registrados en 1995. Esta tendencia se da principalmente en las ciudades y en la Costa, datos que se ratifican en la ENSANUT 2012.

5. Marco Conceptual
El ser humano es una maravillosa y compleja forma de vida en la cual nada está separado ni fragmentado, al contrario, es un sistema de características físicas, estados emocionales y pensamientos que interactúan y se relacionan. El desarrollo integral infantil supone impulsar el crecimiento del infante en 4 áreas fundamentales:
1. Desarrollo físico
2. Desarrollo de comunicación
3. Destreza de pensamiento
4. Desarrollo emocional
Una buena nutrición determina este desarrollo integral. Por tal razón, la nutrición es un factor trascendental que asegura una mejor salud y el suministro suficiente de nutrientes, desde las primeras etapas de la vida, es decisivo para un buen desarrollo físico y mental y para gozar de buena salud durante mucho tiempo.
Por ello la alimentación de las mujeres embarazadas y los niños pequeños debe ser variada y nutritiva, debe incluir nutrientes fundamentales, como proteínas y ácidos grasos esenciales, que ayudan al crecimiento y aportan energía; vitamina A para defender al organismo contra las enfermedades; yodo para el sano desarrollo del cerebro infantil; y hierro para preservar las funciones mentales y físicas.
La escasa disponibilidad o el acceso insuficiente a alimentos de adecuada calidad nutricional o la exposición a condiciones que perjudican la absorción y el uso de los nutrientes ha llevado a grandes sectores de la población mundial a la desnutrición, a padecer un déficit de vitaminas y minerales, o bien al sobrepeso y la obesidad, apreciándose grandes diferencias entre los grupos de población. Estos problemas suelen presentarse simultáneamente y están interconectados.
La desnutrición crónica infantil afecta al desarrollo cerebral y físico de niñas y niños, porque los requerimientos nutricionales deficientes durante esta fase crítica (gestación y primeros años) de la vida pueden dar origen a graves alteraciones del sistema nervioso central y de otros órganos. Estos efectos son irreversibles.
En referencia a lo anterior, para el desarrollo infantil integral se requiere de acciones que permitan enfrentar desde diferentes dimensiones como: educación, nutrición, desarrollo emocional, salud, bienestar, y físico. Este abordaje multidimensional implica brindar servicios integrales y de calidad, desde la gestación hasta los cinco primeros años de vida, con énfasis en los dos primeros años de vida de una niña o niño que constituyen sus primeros 1000 días de vida que se cuentan desde su concepción. La etapa del embarazo y los primeros 24 meses de vida representan la ventana de oportunidad más importante para prevenir daños irreversibles en el desarrollo intelectual, emocional y social. Determinarán las oportunidades a futuro de niñas y niños, porque esta es la época de mayor crecimiento y desarrollo de su cerebro, donde se forman las bases del desarrollo cognitivo (capacidad de aprender). El cerebro y el sistema nervioso, en esta fase de rápido crecimiento, son muy sensibles a la influencia del medio (mala nutrición, toxinas, golpes, etc.) (Dobbing, 1968)(Anderson & Cols, 2005).
Investigaciones y evidencia científica en temas de primera infancia, demuestran que el ser humano se desarrolla desde la gestación y en los primeros cinco años de vida, tan rápida y exponencialmente, como en ninguna otra etapa de la vida, ya que se desarrollan los siguientes aspectos: mayor crecimiento del desarrollo cerebral, se construye la mayor cantidad de conexiones cerebrales (sinapsis), es el periodo de aprendizaje más intenso de la vida, se desarrolla la capacidad de comunicación y lenguaje, la plasticidad cerebral es máxima, se establecen vínculos afectivos que van a determinar el desarrollo socio-emocional de la niña o niño.
Es así, que los primeros años de una niña o niño marcarán de manera radical las características cognitivas, sociales y emocionales que tendrá como adulto y por lo tanto es de mucha importancia propiciar una correlación entre los cuidados de salud, nutrición, desarrollo infantil y educación, de manera oportuna y pertinente, durante esta etapa.
Además, otro factor decisivo en el desarrollo de las niñas y niños es la atención que reciben las mujeres antes y después del embarazo. La atención oportuna y de calidad durante estos periodos sucesivos ofrece oportunidades significativas para prevenir repercusiones profundas en la salud y el desarrollo de la niña o niño durante toda su trayectoria.
Para que los infantes desarrollen al máximo su potencial y tengan un adecuado crecimiento, investigaciones demuestran que, la madre requiere de una buena nutrición durante el embarazo especialmente de hierro y yodo. Además, luego del nacimiento la lactancia natural exclusiva hasta los seis meses y luego de esta edad lactancia en combinación con la alimentación complementaria misma que debería prolongarse hasta los dos años.
Por otro lado, las niñas y niños pueden disfrutar y beneficiarse de la interacción de otros infantes y profesionales del cuidado infantil, en donde el desarrollo cognitivo, lingüístico, emocional y social puede verse reforzado y los efectos parecen ser duraderos. Investigadores canadienses Cleveland y Krashinsky consideraron que: “Aunque la educación y los cuidados en la primera infancia benefician a todas las niñas y niños, hay muchos indicios que registran que los mayores beneficios repercuten en aquellos que provienen de las familias más desfavorecidas. El entorno familiar es y seguirá siendo, el factor más influyente en el desarrollo de un niño. Si las niñas y los niños de contextos desfavorecidos son los primeros en beneficiarse de los servicios de calidad de primera infancia, y éstos llegan acompañados de apoyo al ejercicio de la paternidad, tendrán una oportunidad única para mitigar los efectos de la pobreza y las desventajas sobre su futuro.
Por lo mencionado anteriormente, la primera infancia también se considera relevante desde una perspectiva económica. Existen estudios que demuestran que la inversión en esta etapa de la vida tiene la mayor tasa de retorno social (Heckman & Carneiro, 2003). Por lo tanto, toda la inversión que se concentre en mejorar las condiciones de atención en los primeros años de vida, reduce el gasto requerido en las etapas posteriores. Así mismo, la inversión en este periodo permite significativamente reducir las brechas de desigualdades sociales de manera más oportuna y eficiente. En definitiva, la acción colectiva y la inversión que sustente esta apuesta social en favor del desarrollo infantil en la primera infancia, constituye una política fundamental para romper el círculo de reproducción de la pobreza en nuestra sociedad.

5. Grupo objetivo y beneficio
El Programa Misión Ternura tiene como grupo objetivo a mujeres embarazadas y niñas/os menores de cinco años, que a través de la coordinación de actividades busca alcanzar el desarrollo infantil integral.

6. Mapa de Actores
Las políticas de atención a niñas y niños deben ser integrales, es decir incorporara acciones para el ejercicio de derechos de todas las y los niños. Las características de esta etapa demandan de un enfoque donde todas las acciones convergen para la promoción del desarrollo infantil integral. Para ello, es necesario un abordaje intersectorial que supere la tradicional fragmentación de la organización de los Estados por sectores, además de la convicción de que esta articulación es necesaria, debe respetar el liderazgo institucional para superar la dispersión en la prestación y regulación de los servicios.
a. Desde el Estado
i. Comité Interinstitucional del Plan Toda una Vida
El Comité Interinstitucional del Plan Toda una Vida tiene por objetivo: Coordinar y articular las políticas, lineamientos y acciones que permitan la implementación conjunta de las Misiones “Toda una Vida” y “Las Manuelas”.
El Comité estará conformado por los siguientes miembros permanentes, quienes actuarán con voz y voto:
a) Un delegado del Presidente de la República, quien lo presidirá y tendrá voto dirimente.
b) El Secretaria Nacional de Planificación y Desarrollo (SENPLADES), o su delegado permanente.
c) El Ministro de Salud Pública, o su delegado permanente.
d) El Ministro de Educación, o su delegado permanente.
e) El Ministro de Inclusión Económica y Social, o su delegado permanente.
f) El Ministro de Desarrollo Urbano y Vivienda, o su delegado permanente.
g) El Ministro de Economía y Finanzas, o su delegado permanente.
h) El Secretario Nacional de la Política, o su delegado permanente.
El Secretario o Secretaria Técnica actuará como Secretario del Comité con voz pero sin voto.
Sus atribuciones son las siguientes:
a) Definir lineamientos para la construcción del “Plan Toda una Vida”
b) Aprobar el “Plan Toda una Vida” y, definir mecanismos para la operativización de las Misiones “Toda una Vida” y “Las Manuelas”.
c) Desarrollar lineamientos para la coordinación, seguimiento, monitoreo y evaluación del Plan “Toda una Vida”; y,
d) Aprobar los informes de la Secretaría Técnica del “Plan Toda una Vida”.
Para el cumplimiento de sus atribuciones el Comité podrá solicitar a las entidades públicas que corresponda, la información y asesoría técnica que fuere necesaria.
ii. Secretaría Técnica del Plan Toda una Vida
La Secretaría Técnica del Plan Toda una Vida – STPTV- es una Institución adscrita a la Presidencia de la República, encargada de la ejecución de la Misión “Las Manuelas” y de la coordinación para la implementación de la Misión “Toda una Vida”.
Su objetivo atender integralmente a los grupos vulnerables con énfasis a la primera infancia y la población adulta mayor.
Las atribuciones son los siguientes:
a) Diseñar y proponer al Comité, las políticas, estrategias y acciones para garantizar la implementación de las Misiones “Plan Toda una Vida” y “Las Manuelas”;
b) Coordinar la implementación de la Misiones “Toda Una Vida” y “Las Manuelas” con las Instituciones involucradas, tanto del nivel central como de los gobiernos autónomos descentralizados, asegurando una gestión intersectorial y complementaria;
c) Ejecutar las acciones y estrategias para la implementación de la Misión “Las Manuelas”;
d) Monitorear, evaluar y analizar el logro de los objetivos de la Misión “Toda una Vida” y la Misión “Las Manuelas” y emitir informes;
e) Informar periódicamente al Comité Interinstitucional el grado de avance y cumplimiento de los objetivos; y,
f) Realizar la identificación, registro y actualización de la información de los beneficiarios de programas y proyectos establecidos por el Comité Interinstitucional del Plan Toda una Vida, en el Registro Social, y definirá las políticas y lineamientos para la selección y acompañamiento de beneficiarios.
iii. Ministerio de Salud Pública (MSP)
El Ministerio de Salud Pública (MSP) es la entidad encargada de la regulación, planificación, control y gestión de la Salud Pública ecuatoriana a través de la gobernanza, vigilancia y control sanitario, garantizando el derecho a la salud a través de la provisión de servicios de la atención individual, prevención de enfermedades, promoción de la salud e igualdad, la gobernanza de la salud, investigación y desarrollo de la ciencia y tecnología.
El MSP considera dentro de la atención a sus usuarios, en los diferentes niveles, los siguientes niveles:
• Respeto: Entendemos que todas las personas son iguales y merecen el mejor servicio, por lo que nos comprometemos a respetar su dignidad y a atender sus necesidades teniendo en cuenta, en todo momentos, sus derechos.
• Inclusión: Reconocemos que los grupos sociales son distintos y valoramos sus diferencias.
• Vocación de servicio: Nuestra labor diaria la hacemos con pasión.
• Compromiso: Nos comprometemos a que nuestras capacidades cumplan con todo aquello que se nos ha confiado.
• Integridad: Tenemos la capacidad para decidir responsablemente sobre nuestro comportamiento.
• Justicia: Creemos que todas las personas tienen las mismas oportunidades y trabajamos para ello.
• Lealtad: Confianza y defensa de los valores, principios y objetivos de la entidad, garantizando los derechos individuales y colectivos.
Los objetivos estratégicos son los siguientes:
• Incrementar la eficiencia y la efectividad del Sistema Nacional de Salud.
• Incrementar el acceso de la población a servicios de salud.
• Incrementar la vigilancia, la regulación, la promoción y prevención de la salud.
• Incrementar la satisfacción de los ciudadanos con respecto a los servicios de salud.
• Incrementar las capacidades y competencias del talento humano.
• Incrementar el uso eficiente del presupuesto.
• Incrementar la eficiencia y efectividad de las actividades operaciones del Ministerio de Salud Pública y entidades adscritas.
• Incrementar el desarrollo de la ciencia y la tecnología en base a las prioridades sanitarias de la salud.
Servicios que presta el MSP a niñas, niños y mujeres en edad fértil:
• Planificación familiar.
• Controles prenatales integrales y entrega de micronutrientes.
• Prestaciones integrales durante el parto.
• Registro de niñas y niños recién nacidos en el REVIT.
• Tamizaje metabólico neonatal.
• Programa Ampliado de inmunizaciones (vacunas completas y oportunas)
• Control de crecimiento y desarrollo completo.
• Visitas domiciliarias a familias con factores de riesgo de desnutrición a niñas y niños en servicios de desarrollo infantil y educación inicial.
• Consejería y educación nutricional.
• Evaluación de desarrollo infantil (Denver II)
iv. Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES)
El Ministerio de Inclusión Económica y Social – MIES – tiene como misión ejecutar políticas, regulaciones, programas y servicios para la inclusión social y la atención al ciclo de vida de niños, niñas, adolescentes, jóvenes, adultos mayores, personas con discapacidad y aquellos que se encuentren en situación de pobreza, a fin de aportar a su movilidad social y salida de la pobreza.
MIES de acuerdo a su mística laboral cuenta con los siguientes objetivos estratégicos:
• Incrementar el acceso y calidad de los servicios de inclusión social con énfasis en los grupos de atención prioritaria y la población que se encuentra en pobreza o vulnerabilidad, para reducir las brechas existentes.
• Incrementar la promoción del desarrollo integral de la población que requiere de los servicios de inclusión social, durante el ciclo de vida, así como la corresponsabilidad de las familias y comunidad ligadas a la prestación de los servicios que brinda el MIES.
• Incrementar las intervenciones de prevención en el ámbito de la protección especial para la población susceptible de vulneración de servicios.
• Incrementar la inclusión económica de la población en situación de pobreza a través del fortalecimiento de la Economía Popular y Solidaria desde una perspectiva territorial, articulación de redes de actores de la EPS, e inserción en el cambio de la matriz productiva, como un mecanismo para la superación de desigualdades.
• Incrementar la movilidad ascendente de las personas y las familias en condiciones de vulnerabilidad, extrema pobreza a través de transferencias monetarias y el fortalecimiento de sus capacidades para concretar un proyecto de vida que les permita salir de su situación de pobreza.
El Ministerio de Inclusión Económica y Social –MIES – es la entidad responsable de la oferta de servicios de Desarrollo Infantil orientados a atender a las niñas y niños menores de 3 años que pertenecen a hogares en condición de pobreza. El MIES ofrece dos tipos de modalidades de atención:
• Centros Infantiles del Buen Vivir (CIBV) destinados a la atención de niñas y niños de 12 a 36 meses de edad. Por excepción, en los CIBV´s se atiende a niñas y niños de 3 a 11 meses de edad, siempre y cuando se justifique la necesidad.
• Programa Creciendo con nuestros Hijos (CNH) o Servicio de Atención Familiar (SAF) atiende a niñas y niños de 0 a 36 meses, mediante visitas domiciliarias y comunitarias, en las que trabaja con una persona adulta a través de actividades de consejería para el desarrollo integral.
Servicios que presta el Ministerio de Inclusión Económica y Social a niñas niños y familias:
• Búsqueda activa de niñas y niños para el ingreso a los servicios de desarrollo infantil.
• Estimulación temprana.
• Alimentación.
• Cuidado diario e higiene.
• Controles de salud/ salud preventiva.
• Pautas de crianza a padres de familia.
• Continuidad educativa.
v. Ministerio de Educación
El Ministerio de Educación – MINEDUC- tiene como misión garantizar el acceso y calidad de la educación inicial, básica y bachillerato a los y las habitantes del territorio nacional mediante la formación integral, holística e inclusiva de niñas, niños, jóvenes y adultos, tomando en cuenta la interculturalidad, la plurinacionalidad, las lenguas ancestrales y género desde un enfoque de derechos y deberes para fortalecer el desarrollo social, económico y cultural, el ejercicio de la ciudadanía y la unidad en la diversidad de la sociedad ecuatoriana.
Objetivos estratégicos:
• Incrementar la cobertura en Educación Inicial (para niños de 3 a 5 años)
• Incrementar la cobertura en Educación General Básica, con énfasis en primero, octavo y decimo años.
• Incrementar la cobertura en Bachillerato.
• Reducir la brecha de acceso a la educación de jóvenes y adultos, con rezago escolar.
• Incrementar la calidad de aprendizaje de los estudiantes con un enfoque de equidad.
• Incrementar la calidad de la gestión escolar.
• Incrementar las capacidades y el desempleo de calidad del talento humano especializado en educación.
• Incrementar la pertinencia cultural y lingüística en todos los niveles del sistema educativo.
• Incrementar el servicio educativo para los estudiantes con necesidades educativas especiales (asociadas o no a la discapacidad) en todos los niveles del sistema educativo.
• Incrementar la rectoría del Ministerio de Educación.
• Incrementar la eficiencia operacional del Ministerio de Educación con énfasis en la desconcentración administrativa financiera.
El Ministerio de Educación –MINEDUC_ es la entidad responsable de la oferta de educación inicial para niñas y niños de 3 a 5 años, la cual tiene por objetivo potenciar su aprendizaje y promover su bienestar, mediante experiencias significativas y oportunas, que se dan en ambientes estimulantes, saludables y seguros.
Servicios que presta el Ministerio de Educación a niñas, niños y familias:
• Alimentación escolar.
• Estimulación temprana y desarrollo infantil integral.
• Textos escolares gratuitos.
• Infraestructura, equipamiento y mobiliario,
• Uniformes gratuitos.
• Controles de salud / salud preventiva.
• Continuidad Educativa de CIBV a Educación inicial.

Bibliografía
– Cuadernillo No. 04 Estrategia Acción Nutrición. Ministerio Coordinador de Desarrollo Social. 2016
– Documento de la Estrategia Nacional Intersectorial para la Primera Infancia: Infancia Plena. Ministerio Coordinador de Desarrollo Social. 29 de enero de 2016.
– La Desnutrición Infantil. Causas, consecuencias, y estrategias para su prevención y tratamiento. UNICEF. 2011